Argentour

SIGLO XXI

sigloxxi 01 1

Fernando De La Rúa recibe los atributos de mando de manos de Carlos Saúl Menem, el presidente saliente

 

Argentina ingresa al siglo XXI en un clima de recesión económica e inestabilidad política.

Fernando De la Rúa asumió como presidente el 10 de diciembre de 1999. Llegó al poder de la mano de la Alianza formada por la UCR y el Frepaso. Atras había dejado una decada de menemismo. A 11 meses de su asunción como vicepresidente presentó su renuncia el frepasista Carlos “Chacho” Alvarez, desbordado por un escándalo de corrupción en el Senado de la Nación.

Los sucesivos desaciertos económicos y el descontento social llegan a su máxima tensión en noviembre de 2001 con el anuncio de restricciones a la disponibilidad de los depósitos bancarios por parte de los clientes y usuarios.

Ya entrado el mes de diciembre y como consecuencia de una grave crisis socio-económica los habitantes de la ciudad de Buenos Aires comenzaron a manifestarse individualmente en lo que se denominó “el cacerolazo”. Al día siguiente la mayoría del pueblo se unío en un paro nacional contra las medidas económicas impuestas por la administración de De La Rúa. Por estos días comenzaron a producirse saqueos a supermercados en varios puntos del Gran Buenos Aires.

sigloxxi_02

Disturbios del 19 y 20 de Diciembre de 2001

El 20 de diciembre presentó su renuncia Fernando de la Rúa, muchos dicen, que sin siquiera enterarse de las luchas y muertes que ocurrian en las calles de Buenos Aires.
El presidente provisional del Senado, el peronista Ramón Puerta, asumío interinamente el poder. El Congreso designó el 23 de diciembre al gobernador de la provincia de San Luis, el también peronista Adolfo Rodríguez Saá, como mandatario por 60 días. Además, se convocó a comicios generales para elegir presidente el 3 de marzo. A las 24 horas el nuevo presidente anuncia el no pago de la deuda externa.

sigloxxi_03

Manifestantes reclamando por sus ahorros

7 días después, el 31 de diciembre, Rodríguez Saá renuncia al no ser aceptadas sus reformas por el conjunto de gobernadores peronistas.
Esto da inicio a una nueva crisis institucional, en donde se suceden las designaciones y consecuentes renuncias al cargo de Presidente de la Nación, en un clima de creciente descontento y agitación social.

El 1 de enero del 2002 asumió Eduardo Duhalde como Presidente (quien había perdido las elecciones ante De La Rúa). Pocos días más tarde anuncia la devaluación del peso con respecto al dólar y así el fin del plan convertibilidad que había llevado a la ruina al pueblo y estado argentinos.

 

sigloxxi_04

El 27 de abril del 2003 se llevaron a cabo elecciones presidenciales en las cuales Carlos Menem y Néstor Kirchner pasaron a la segunda ronda a realizarse el 18 de mayo 2003 con el 24,5% y el 22,2% de los sufragios respectivamente.

Menem decidió no presentarse a segunda vuelta o ballotage debido a que las encuestan lo daban como perdedor ante Nestor Kirchner un 65% a 15%. Esto debido a imagen negativa de Menem, que alcanzaba al 70% del electorado, representa en principio un techo a la proporción de sufragios que podría obtener en el segundo turno. Esto dió como ganador directo a Nestor Kirchner quien asumió como presidente el 25 de mayo del 2003.

sigloxxi_05

El Presidente Néstor Kichner (izquierda) junto al vicepresidente, Daniel Scioli

El período de Néstor Kirchner (2003-2007) se caracteriza por un fuerte y sostenido crecimiento económico, en parte consecuencia de las reformas implementadas por su antecesor.
Llegado el 2007 asume la presidencia la senadora Cristina Fernández de Kirchner, esposa del saliente mandatario. Existía la idea de Nestor Kirchner de volver a presentarse como candidato en las elecciones de 2011, pero su repentina muerte en 2010 precipita una nueva candidatura de Cristina, siendo finalmente electa con el 54% de los votos frente al ex presidente Eduardo Duhalde.

sigloxxi_06

Presidenta Cristina Fernández de Kirchner

El gobierno de Cristina Kirchner llega a su final en 2015, siendo vencedor en las elecciones candidato opositor, ingeniero Mauricio Macri. El mismo promete una salida rápida a los problemas económicos del país (principalmente la inflación) y la solución a los problemas del país sin causar sobresaltos ni pesares a la población. Sin embargo, la falta de pericia frente a las dificultades propias y ajenas, precipita una crisis económica que combina alta inflación, recesión económica y fuerte endeudamiento.

Presidente Mauricio Macri

Esta combinación de elementos, sumada a la unidad política de la oposición, culmina en las elecciones de 2019, siendo vencedora la fórmula opositora de Alberto Fernández como Presidente y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner como Vicepresidenta.

Presidente electo Alberto Fernández

Anotate en nuestro mailing

Recibirás noticias y ofertas de Argentina