Argentour
from €0,00
Check Availability

Caminito

Vista General

El Caminito se encuentra ubicado en el popular barrio de La Boca, donde uno de sus extremos esta frente al Riachuelo, en la Vuelta de Rocha, y a una distancia de 400 metros de La Bombonera, estadio del Club Atlético Boca Juniors.

Esta famosa calle se extiende de este a oeste, formando una curva de unos 150 metros aproximadamente, atravesando de forma diagonal una manzana, que se encuentra limitada por las calles Araoz de Lamadrid (en dirección al norte), Garibaldi (al oeste), Magallanes (en dirección al sur) y Del Valle Iberlucea (al este). Su formato sigue el curso de una antigua vía de un ramal del Ferrocarril Buenos Aires al Puerto de la Ensenada, que luego fué abandonada. En el año 1959 fue convertido oficialmente en una “calle museo”, completamente peatonal, con el nombre de “Caminito

Calle museo

Su trayecto ondulado, es motivo a que originariamente fluía por allí un arroyo que desaguaba en el Riachuelo, y que solo podía cruzarse por un puente, debido a lo cual esa zona del barrio era referida como Puntin, que quiere expresar básicamente, “puente pequeño” en dialecto genovés o xeneize. En el año 1866 la empresa Ferrocarril Buenos Aires a Ensenada construyó un ramal de cargas entre la Estación General Brown y Muelles de la Boca, junto al Riachuelo, en el año 1898 la empresa Ferrocarril del Sud, pasando desde el centro de la ciudad por el hoy desaparecido Barrio de Tres Esquinas, la compró, clausurando el servicio en el año 1928, que después, la vía se convirtió en un sendero natural, conocido en el barrio como “La Curva”, que fue deteriorándose como basurero.

En 1950 por un grupo de vecinos, entre ellos, el conocido pintor boquense Benito Quinquela Martín, decidieron recuperar el lugar, que en 1959, a iniciativa de Quinquela Martín, el gobierno municipal construyó allí una calle museo, con el nombre que le había puesto el tango, “Caminito“.

Las casas de madera y chapa que podemos observar frente al Caminito, aluden al estilo del tradicional conventillo boquense, un tipo de vivienda popular precaria que caracterizó al barrio desde sus orígenes a fines del siglo XIX, como centro de residencia de inmigrantes genoveses, que por su valor cultural, las mismas están subsidiadas por el Estado, lo que permite garantizar un mantenimiento que los escasos recursos de los moradores del barrio no podrían realizar. Estás mismas están pintadas de colores brillantes, una costumbre barrial que difundió el destacado pintor boquense Quinquela, en las calles adyacentes, se recorren los conventillos tradicionales de la Boca, construidos de chapas de metal acanaladas, montadas muchas veces sobre pilotes o cimientos altos debido a las frecuentes inundaciones, y pintadas con colores brillantes, tal como se encuentran mantenidos por sus habitantes.

La importancia cultural de Caminito, lo transformó en un centro cultural y turístico en sí mismo, se pueden ver parejas de tango que bailan sobre su empedrado, allí se instala un mercado artesanal en el que se venden pinturas, suvenires, artesanías, pinturas naif y collages con imágenes de la Boca.

El tango “Caminito”

El músico boquense Filiberto, para escribir la letra de la canción “Caminito”, se inspiró en este sendero, pero su letra, escrita por el poeta mendocino Gabino Coria Peñaloza, hacía referencia originalmente a un sendero de la localidad de Olta, en la provincia de La Rioja, en el que Peñaloza tenía una novia.

Por lo tanto, la letra del tango no se refiere a ese camino, pero sí su música, que efectivamente Filiberto escribió inspirándose en el caminito de La Boca.

Un par de placas que podemos ver en la entrada de Caminito dicen, incorrectamente, que el tango se estrenó en el año 1923, cuando en realidad fue en el año 1926.

 

 

Ubicación

Comentarios

Relacionados

Anotate en nuestro mailing

Recibirás noticias y ofertas de Argentina