Argentour

Córdoba

Historia

La ciudad de Córdoba fue fundada el 6 de julio de 1573 por don Jerónimo Luis de Cabrera, nacido en Sevilla, perteneciente a la corriente colonizadora del Perú. La nueva población quedaba incorporada a la Provincia del Tucumán, con la misión de proveer de alimentos, vestidos y ganado mular al centro minero de Potosí y ser un punto estratégico de escala entre el Alto Perú y el Río de la Plata.

El acto fundacional se concretó en la margen izquierda del río que los aborígenes llamaban Suquía. En dicha ocasión, el fundador hizo labrar el acta por el escribano Francisco de Torres y determinó el escudo de armas de la ciudad.

El lugar estaba habitado por los aborígenes comechingones, que vivían en comunidades denominadas “ayllus”; eran barbados, habitaban viviendas semienterradas y practicaban agricultura.

El primer asentamiento urbano se organizó en un fuerte, en las alturas del actual barrio Yapeyú, respetando el emplazamiento aborigen en el valle de Quizquisacate, a orillas del río, según lo mandaban las Leyes de Indias.

Después de cuatro años, las autoridades, una vez retirados los aborígenes, resolvieron el traslado de la ciudad a la otra margen del Suquía. Don Lorenzo Suárez de Figueroa, teniente de gobernador, trazó el plano original de 70 manzanas. La manzana ubicada al centro de la cuadrícula fue destinada para la plaza mayor y a su alrededor se ubicarían los solares para el Cabildo y la Iglesia Matriz. Las comunidades religiosas estuvieron presentes desde los primeros tiempos.

, Argentour, Argentour, Argentour, Argentour

Hacia 1608 se estableció el Colegio Máximo, de los Padres jesuitas, y cinco años después se instalaba la Universidad, una de las más antiguas de América. En 1622 comienza a funcionar la Aduana Seca y en 1699 Córdoba es sede del obispado del Tucumán. De esta manera, la ciudad es centro administrativo, religioso y educacional de la región.

En 1767 son expulsados los jesuitas y recién en 1783, con las reformas borbónicas, se dará un mayor movimiento económico con la creación de la Gobernación Intendencia de Córdoba del Tucumán, en 1783, y la llegada del Marqués de Sobre Monte. Fue durante su gestión (1784-1797) cuando se llevaron a cabo muy importantes obras públicas.

Producido el movimiento de 1810, Córdoba envía a Buenos Aires al deán Domingo Funes, quien desde allí defenderá los intereses del interior. También, interviene con armas y hombres. Diez años más tarde irrumpirán en la escena política el brigadier Juan Bautista Bustos, gobernador entre 1820 y 1829, y el general José María Paz, que lo será entre 1829 y 1831. Superadas las guerras fraticidas, Córdoba experimentará un prolongado período de quietud durante la administración del federal Manuel López (1835-1852).
Dos años más tarde de la sanción de la Constitución del Estado Argentino (1853), Córdoba aprobó la suya, estableciendo el régimen municipal en reemplazo de los cabildos, ya desaparecidos en tiempos del gobernador Bustos (1824).

, Argentour

El sistema municipal se instala en la ciudad en 1857, como un cuerpo colegiado formado por quince miembros y un presidente, con tareas ejecutivas y deliberativas a la vez. La reforma constitucional de 1870 crea el Consejo Comunal Ejecutor y el Consejo Deliberativo.

El Censo nacional de 1869 ya manifiesta el aporte inmigratorio con el arribo de españoles, italiano, franceses e ingleses, incorporándose nuevos valores que contrastarán con los tradicionales.

La llegada del Ferrocarril, la instalación de Observatorio Astronómico, la apertura de casas bancarias y la radicación de colonias agrícolas convertirán a la ciudad en centro de administración y redistribución de bienes y nudo de comunicaciones. Paralelamente, se irán organizando los barrios, llamados originariamente pueblos, que alojarán a una población en crecimiento.

La década de 1880 acelera el proceso de desarrollo urbano. Los funcionarios y hombres de negocios estarán comprometidos con el proyecto liberal, inmersos en una actividad que sólo sufrirá una interrupción en 1890. El censo de 1895 nos dice que la ciudad de Córdoba bordeaba los 55.000 habitantes, quienes disfrutaban de alumbrado eléctrico y servicio de aguas corrientes, gracias, esto último, a las obras del dique San Roque.

, Argentour

Los comienzos del siglo XX marcan la pavimentación de las calles, el tendido de puentes, la ornamentación de las plazas, la construcción de veredas, el trazado de avenidas y bulevares, el diseño de viviendas con jardines y otros adelantos tipificantes que delatan la presencia del estilo europeo y la impronta de los constructores inmigrantes. Los tres primeros quinquenios del siglo se caracterizan por importantes movimientos migratorios internos del campo de la ciudad, a más de los contingentes del exterior. En 1914, el ejido urbano ya contaba con 134.935 habitantes.

Con la presidencia radical de Hipólito Yrigoyen, en 1916, Córdoba presentará la particularidad de que sus gobiernos serán de orientación conservadora, en una situación que se mantendrá hasta mediados de la década de 1930. Se destacarán en ese período las figuras de los gobernadores Ramón Cárcano, Rafaél Núñez, Jerónimo del Barco, Julio A. Roca y Emilio Olmos.

Desde la Universidad de Córdoba se impone, en 1918, un cambio de orientación y transformaciones. La Federación Universitaria de Córdoba se levanta contra las autoridades académicas en pos de una democratización de sus claustros.

En octubre de 1927 se instala la Fábrica Militar de Aviones, puntapié inicial del desarrollo industrial de la provincia. Esto motivará la radicación de nuevos núcleos de pobladores, desarrollándose amplios sectores habitacionales.

En 1936 asume el gobierno de la provincia el doctor Amadeo Sabattini, quién emprende una importante obra pública, complementada en la ciudad con la tarea del intendente Donato Latella Frías. En los años ´40 crece la consolidación del mercado interno mediante el desarrollo industrial. En 1947, la ciudad suma 386.000 habitantes.

, Argentour

La acción de los talleres de la Aeronáutica Militar se amplió en forma considerable después de 1950 con la instalación de grandes fábricas de origen estadounidense y europeo, dedicadas a la fabricación de automóviles, tractores, vagones, equipos ferroviarios y grandes motores, actividad que se agregaba a la de las industrias químicas y metalúrgicas. En 1954, la provincia contaba con más de 14.000 establecimientos industriales, con 66.012 personas empleadas.

Merecen destacarse en las innovaciones: el brigadier Juan Ignacio San Martín, gobernador entre 1949 y 1951, y el intendente Manuel Martín Federico (1951-1954).

Para 1960, los habitantes de Córdoba eran 589.000; diez años más tarde llegaban a 801.000. En 1980 las cifras arrojaron 993.000 y en la actualidad el número estimativo es de 1.300.000 habitantes. En 1955, desde Córdoba se gestó el proceso revolucionario que provocó la caída del gobierno constitucional del general Juan Domingo Perón. Reencauzada la vida democrática, la provincia contará con otro gobernador destacado, el doctor Arturo Zanichelli. Luego de los gobiernos de Justo Páez Molina, gobernador, y Víctor Martínez, intendente, Córdoba se convirtió en uno de los principales focos de inestabilidad socio-política, cuyo pico significativo lo constituyó el movimiento popular conocido como “El Cordobazo”, producido el 29 de Mayo de 1969.

Fue ésta una década de marcado movimiento sindical y el comienzo de la aparición de organizaciones para-militares, que en los años siguientes comenzarían a actuar. La participación de las Fuerzas Armadas vino a interrumpir un nuevo gobierno constitucional. En Córdoba, en medio de una marcada confusión social, los destinos constitucionales fueron regidos en un comienzo por el Dr. Ricardo Obregón Cano. Los años que le sucedieron pueden ser caracterizados por el temor y la zozobra de la ciudadanía hasta el retorno al orden institucional.

Turismo

, Argentour

Quien visite Córdoba, encontrará una ciudad bulliciosa y llena de estudiantes universitarios. Podrá recorrer el Centro Histórico, caminar por la primera área peatonal del país, apreciar la Arquitectura Colonial nombrada patrimonio de la humanidad e ir de compras por los comercios del micro-centro y shoppings.

Córdoba está ubicada en el centro de confluencia de numerosos caminos, se ve favorecida por su estratégica ubicación en el centro del país convirtiéndola en un centro de distribución de bienes y de personas en tránsito del resto de Argentina, países limítrofes, Estados Unidos y Europa Occidental. Tiene como valor agregado su proximidad con las Sierras, lo cual le permite al visitante tener un rápido acceso al marco natural que la provincia ofrece.

Según estadísticas recientes, las épocas en que Córdoba recibe más visitantes es durante Semana Santa y las vacaciones de invierno. La ciudad, además, cuenta con aproximadamente 6.860 plazas en hoteles, sin contar los otros medios de hospedaje.

En 2007 visitaron Córdoba 1.737.331 personas, promediando una ocupación hotelera del 67,42% y 2,08 noches de pernoctación. En abril de 2008 la mayor cantidad de turistas (registrados) provenían de Alemania (288), Brasil (190), Israel (163), Estados Unidos (140), Francia (115) y Chile (104).

El Jardín Botánico de Córdoba es un espacio para conocer sobre la diversidad vegetal, comprender la importancia de su cuidado y preservación disfrutando uno de los mejores escenarios de conservación.

El Botánico apunta a la educación formal, desarrollando y manteniendo colecciones de plantas de manera organizada y documentadas para la implementación de estrategias interpretativas, de conservación e investigación.

Además, se llevan adelante proyectos en conjunto con instituciones a fin de contribuir a la conservación de la flora.

, Argentour

La creación del Parque Sarmiento a fines del siglo XIX en base a los planos del arquitecto Carlos Thays, hizo volar la imaginación de los arquitectos que soñaban con instalar un zoológico en las inmediaciones ya que su geografía presentaba quebradas con vegetación tan tupida que simulaba una jungla. El naturista Ricardo Scherer realizó importantes estudios zoobiológicos y botánicos que luego culminaron en el diseño y ejecución del Jardín Zoológico en 1914.

El Zoológico quedó inaugurado el 25 de diciembre de 1915 pasando a ser uno de los espacios más representativos del paisaje urbano cordobés; el paseo por excelencia de varias generaciones de cordobeses y turistas que encontraron en él, la simbiosis perfecta entre lo vegetal y animal con un lenguaje basado en el respeto y amor a la creación.

, Argentour

Es el arroyo que recorre largamente la ciudad, naciendo en el paraje llamado “la Lagunilla” hasta desembocar en el río Suquía encerrado entre muros de piedra y cruzados por puentes del mismo material. Pero no siempre fue así, el débil arroyo, más de una vez con sus crecidas puso en peligro a la ciudad. En 1671 se trató de contenerlo con un muro, el “Calicanto”, del que queda algún resto en la zona sur. La construcción actual es mucho más reciente, del año 1944, con enormes árboles, en su mayoría de la especie “tipa”, enaltecen y adornan este singular paseo.

La Cañada es para Córdoba un espacio mítico, escenario de las andanzas de la temida “Pelada de la Cañada”, un famoso “aparecido” (fantasma) que mantuvo en vilo a los trasnochadores de fines del siglo XIX y principios del XX.

, Argentour

El Paseo de Las Artes se encuentra ubicado en el tradicional Barrio Güemes, hoy llamado Pueblo Nuevo, entre el calicanto de La Cañada y la calle Belgrano, donde hace más de 25 años se realiza la Feria de las Artesanías, donde locales y visitantes encuentran un patrimonio cultural riquísimo en historias, leyendas y producciones artesanales.

En este paseo es posible disfrutar de la arquitectura Art Decò de los años ´30 y de la arboleda de La Cañada, encauzamiento en mármol rústico blanco del arroyo homónimo: aún hoy se mantienen resabios del calicanto (cal y canto) que la encauza desde el siglo XVIII.

, Argentour

Anotate en nuestro mailing

Recibirás noticias y ofertas de Argentina