Argentour
from €0,00
Check Availability

San Telmo

Vista General

San Telmo es un barrio situado en la Comuna 1 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Está comprendido por las calles Chile, Av. Ingeniero Huergo, Av. Brasil, Av. Paseo Colón, Av. Martín García, Defensa, Av. Caseros y Piedras, aunque zonas aledañas entran en la misma denominación con fines comerciales o inmobiliarios. Limita con los barrios de Monserrat al norte, Puerto Madero al este, Boca al sureste, Barracas al suroeste y Constitución al oeste.

Con apenas 1,2 km2, San Telmo es el barrio más pequeño de la Ciudad de Buenos Aires.

San Telmo (por San Pedro González Telmo) es uno de los barrios más antiguos de la Ciudad de Buenos Aires. Junto con el cercano Monserrat se lo conoce como “Barrio Sur”, en oposición al “Barrio Norte” de San Nicolás. Todavía pueden escucharse ritmos rioplatenses como el tango y el Candombe en sus calles.

En sus orígenes, la zona fue poblándose con los trabajadores portuarios, y se encontraba fuera del muy reducido casco urbano, limitado a los alrededores de la Plaza de Mayo.

En 1748, en un terreno donado por el vecino Don Ignacio Bustillo y Zeballos, la orden de los jesuitas comenzó la construcción de la Iglesia de Nuestra Señora de Belén, junto a la cual se instaló la Casa de Ejercicios Espirituales. Por esta última, comenzó a ser conocido como el barrio de la Residencia.3​ Cuando en 1767 los jesuitas fueron expulsados de América por el Reino de España, los betlemitas se hicieron cargo del templo en 1785, y la Residencia comenzó a ser usada como cárcel.

Cuando en 1806 se creó la Parroquia de San Pedro González Telmo, la Iglesia de Belén fue elegida como templo provisional, esperando la construcción de la Iglesia consagrada a ese santo, que finalmente nunca sería ejecutada.4​ Así, el barrio comenzó a ser llamado Alto de San Pedro. En un hueco situado sobre la calle Defensa, se estableció a fines del siglo XVIII un lugar de parada para los carros que provenían con mercaderías desde el Riachuelo, tal parada era conocida como el Hueco del Alto o el Alto de las Carretas. Allí, los vecinos porteños juraron la independencia argentina respecto a España, firmada en Tucumán en 1816. La plaza fue nombrada del Comercio en 1822, y en la década de 1860 se estableció en el antiguo hueco el Mercado, que permaneció hasta que en 1897 se inauguró el aún existente Mercado San Telmo.​ Poco después, la plaza fue llamada Coronel Dorrego.

San Telmo es uno de los barrios más antiguos y tradicionales de Buenos Aires, forma parte del Casco Histórico de la ciudad y conserva gran parte de su patrimonio arquitectónico.

Sus calles empedradas, casas bajas y patios con aljibes sugieren una estampa detenida en el tiempo, destacándose por sus bares, restaurantes, tanguerías y, en especial, por la amplia variedad de anticuarios de distintos rubros.

En el corazón de San Telmo se encuentra la Plaza Dorrego, la más antigua de Buenos Aires después de la histórica Plaza de Mayo. Los domingos este espacio es escenario de la feria de antigüedades al aire libre más importante de la ciudad. Pedro González Telmo, Patrono de los Navegantes, era un fraile de la orden de los dominicos que vivió en España en el siglo XIII. Allí se dedicaba a predicar el Evangelio a los navegantes y pescadores de Galicia y Portugal. En el siglo XVII, la vida de los primeros pobladores del lugar giraba en torno a la actividad portuaria y esa fue la razón por la cual se eligió a San Pedro González Telmo patrono de este barrio que hoy lleva su nombre.

También se realizan actividades relacionadas con el tango y el Candombe, destinadas tanto a los habitantes locales como a los numerosos turistas que visitan la zona.

Entre los atractivos turísticos de San Telmo, podemos visitar:

Monumento canto al trabajo: Una de las esculturas más conocidas de la ciudad.
Tanguerías y bares notables: se destacan El Viejo Almacén, Bar Sur, El Federal y El Británico.
Pasaje San Lorenzo – Casa Mínima: se la conoce como la casa más angosta de la Ciudad, de ancho solo tiene 5m.
Iglesia Dinamarquesa: Esta Iglesia cuenta con un estilo neogótico.
Casa de Esteban De Luca: en esta casa del siglo XVIII, se reunía además la intelectualidad de la Revolución de Mayo.
Mercado de San Telmo: Uno de los mercados más antiguos.
Plaza Dorrego: La segunda plaza más antigua de la ciudad. Es el corazón y plaza principal de San Telmo, adentro está el corazón del mercado de pulgas en la que se comercializan antigüedades y curiosidades, se extiende por la calle Defensa.
Museo Penitenciario Argentino “Antonio Ballvè”: Es una institución dedicada a coleccionar, preservar y comunicar la actividad histórica, social y cultural penitenciaria federal.
Parroquia de San Pedro Telmo: Este templo fue construido por los jesuitas y el barrio debe su nombre a la devoción de esta parroquia.
Casa de los Ezeiza: Una antigua residencia de una de las familias más destacadas de la Ciudad, que luego supo ser un conventillo que alojó a 32 familias, actualmente es un paseo comercial.
Museo de Arte Moderno: La antigua fábrica tabacalera Piccardo fue traspasada a la Municipalidad en 1987, que al año siguiente inauguró allí este museo en donde se exponen obras de artistas contemporáneos de la Ciudad de Buenos Aires.
Iglesia Ortodoxa Rusa de La Santísima Trinidad: fue inaugurada en 1901. Es un edificio de estilo neobizantino.
Museo Histórico Nacional: Es un edificio de estilo academicista italiano. Se exhiben obras de contenido histórico, cultural y social de la República Argentina.
Parque Lezama: La antigua quinta de José Gregorio Lezama fue vendida a la Municipalidad por su viuda en 1894. Así se convirtió en uno de los parques más emblemáticos de la ciudad. Que dentro de este podemos observar diferentes monumentos, como:

  • Monumento a Pedro de Mendoza
  • Fuente de Neptuno y Náyades: en su parte superior mantiene una balaustrada de lo que era un antiguo mirador.
  • Monumento a la Cordialidad Argentino Uruguaya: este regalo del gobierno uruguayo a la ciudad de Buenos Aires, fue donado.

Cabe destacar que a medida se recorra el barrio se podrán ver diferentes estatuas de cómics argentinos declarados como el Paseo de la Historieta.

También es recomendable recorrer El Zanjón de Granados, un famoso conventillo que actualmente se convirtió en un museo, que incluye un salón de fiestas y un centro de interpretación arqueológica con una cisterna de 18 000 litros y los túneles que eran parte de un lecho de río que ya no corre mas.

Museos en San Telmo

El barrio cuenta con muchos a pesar del escaso tamaño del barrio, dentro de los cuales se encuentran:

  • Museo de Arte Moderno (Buenos Aires),
  • Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires (Fundación Aldo Rubino)
  • Museo Histórico Nacional en el Parque Lezama,
  • Museo Penitenciario Argentino,
  • Museo del títere, el zanjón del gato

 

 

Ubicación

Comentarios

Relacionados

Anotate en nuestro mailing

Recibirás noticias y ofertas de Argentina