Argentour

, Argentour

¿POR QUÉ EL NOMBRE?

El significado de la palabra huarpe sería el de “hombre del arenal” u “hombre del desierto”.​

CARACTERISTICAS

IDIOMA

, Argentour

El idioma huarpe se compone de dos dialectos principales, el millcayac y el allentiac, ambos diferenciados de la lengua puelche.

ALIMENTACIÓN

, Argentour

Sometidos por los incas en la época de su máxima expansión (siglo XV), los huarpes adoptaron muchas de sus costumbres: la vestimenta y los cultivos del maíz y la quinoa, por ejemplo, pero mantuvieron prácticas muy arraigadas como la caza y la pesca.

RELIGIÓN

, Argentour

Su religión era politeísta: el dios mas adorado y respetado era Hunuc Huar, que habitaba en las montañas. También adoraban al sol, las estrellas, la luna, el relámpago, el rayo, los cerros y los ríos.

ECONOMÍA

, Argentour

Algunos grupos de esta cultura, originariamente cazadora-recolectora, incorporaron con el tiempo la agricultura y la ganadería.

ORIGENES

Instalados en el territorio sanjuanino aproximadamente entre los años 1000 y 1200 d. C., los huarpes tienen un origen que todavía está en discusión. Una teoría indica que los indios calingastas expandieron su territorio, llegaron a los valles centrales de la provincia y de su contacto con la cultura Aguada surgió el pueblo Huarpe.
Otra versión afirma que las tribus Huarpes llegaron desde la zona pampeana y desde Tucumán y que a su vez estos emigrantes norteños descendían de indígenas que habían poblado Perú pasando de Asia a América a través del Estrecho de Bering.

LOS ANTIGUOS HABITANTES DE CUYO

Los huarpes habitaron gran parte de lo que hoy se conoce como el valle del Tulúm. Su zona de influencia se extendió a las sierras de Zonda, Ullum, Villicum y Pie de Palo, y los cerros de Valdivia. Otras zonas de arraigo fueron la de influencia del río Bermejo y de las lagunas de Guanacache y ambas márgenes del Río Desaguadero, en el actual territorio de las provincias de San Juan, Mendoza y San Luis.
Al norte de este amplio grupo vivían otras culturas, de raíz diaguita, los capayanes y los yacampis.

UBICACIÓN

Los huarpes o warpes son un pueblo indígena de Cuyo en Argentina ,cuyos descendientes  se agrupan principalmente en torno a las semidesecadas lagunas de Guanacache, ubicadas en el noroeste de la provincia de Mendoza, al sudeste de la provincia de San Juan y al noroeste de la provincia de San Luis.

MAPA INTERACTIVO EN PROCESO

MAPA INTERACTIVO EN PROCESO

MAPA INTERACTIVO EN PROCESO

MAPA INTERACTIVO EN PROCESO

MAPA INTERACTIVO EN PROCESO

MAPA INTERACTIVO EN PROCESO

RELIGIÓN

Los Huarpes adoraban al sol, a la luna, al lucero del alba, el viento, los ríos y los cerros, de los cuales esperaban salud. Por encima de estos espíritus, adoraban a una divinidad superior llamada Hunuc-Huar, que habitaba en la Cordillera de los Andes. Le ofrendaban maíz, chicha y plumas de avestruz.

Enterraban a sus muertos en posición horizontal, con la cabeza dirigida hacia la Cordillera, para que el espíritu pudiera elevarse hacia el Hunuc Huar. En los enterratorios o huacas depositaban junto al cadáver mantas, arcos, flechas, maíz y chicha, que servirían al alma en su viaje al más allá. También embalsamaban cadáveres. En el entierro del muerto danzaban, cantaban y tomaban bebidas alcohólicas. El luto consistía en que los parientes pintaban su cara de un modo distinto al habitual y permanecían sin lavarse durante un tiempo.

FOTOS HISTORICAS

PINTURA Y ARTE

Además de cazar, pescar y cultivar la tierra, los huarpes practicaban algunas artesanías y pequeñas industrias. Sobresalieron en los trabajos de cestería, alfarería y tejido. Hacían cestas de paja, de tejido tan apretado, que podían usarlas para transportar agua. También armaban plumeros, curtían cueros y fabricaban vasijas con elementos extraídos del avestruz, el guanaco, la piedra y la arcilla del lugar donde habitaban.
Poseían una cerámica policromada de carácter ceremonial, pulían la piedra para vasijas, flechas y objetos de uso doméstico. La alfarería, con motivos de guardas, figuras de guanacos y otros animales, así como rostros y miembros humanos.
Hilaban la lana de guanaco y vicuña y confeccionaban telas para mantas y alfombras, con hilos de distintos colores extraídos de plantas y minerales.
En algunos parajes cordilleranos distantes se han encontrado enigmáticos petroglifos.

Anotate en nuestro mailing

Recibirás noticias y ofertas de Argentina