Argentour
from €0,00
Check Availability

Carlos Saúl Menem

Vista General

Carlos Saúl Menem (Anillaco, 2 de julio de 1930) es un abogado, político y empresario argentino, perteneciente al Partido Justicialista, que ejerció como gobernador de la provincia de La Rioja entre 1973 y 1976; y entre 1983 y 1989, y posteriormente como presidente de la Nación Argentina entre 1989 y 1999. Desde 2005 ocupa el cargo de senador nacional, representando también al distrito de La Rioja.

Asumió anticipadamente el cargo el 8 de julio de 1989, de manos del radical Raúl Alfonsín, tras vencer en las elecciones presidenciales, devolviendo al peronismo al poder después de trece años y protagonizando la primera transferencia pacífica entre dos presidentes democráticos de distintos partidos políticos en la historia argentina. Ocupó el cargo hasta el 10 de diciembre de 1999, lo que lo convierte en la persona que más tiempo ha detentado la jefatura de estado constitucional argentina en modo continuo, con 10 años, 5 meses y 2 días. Al período histórico que englobó su presidencia a menudo se le denomina «menemismo» (término también utilizado para referirse al movimiento ideológico en torno a su figura), o incluso «época de Menem».

Durante su presidencia se sucedieron diversos hechos históricos de importancia. Asumiendo el cargo en medio de un proceso hiperinflacionario iniciado durante la última etapa del gobierno de Alfonsín, la administración de Carlos Menem implementó políticas económicas de corte neoliberal basadas en el Consenso de Washington, aunque en gran medida su gobierno no se plegó al mismo. Las mismas lograron reducir la inflación a mínimos históricos, y produjeron un marcado crecimiento del producto interno bruto (PIB) y la renta per cápita. Pese a esto, la gran cantidad de privatizaciones de empresas estatales provocaron despidos masivos y un aumento del desempleo y el subempleo. La presidencia de Menem se caracterizó por diversas polémicas y numerosos escándalos de corrupción que salpicaron al gobierno durante todo el período, sucediéndose además atentados terroristas contra la AMIA y la Embajada de Israel en Argentina, así como la repentina muerte de su hijo en un accidente de helicóptero denunciado por su exesposa, Zulema Fátima Yoma (cuyo sonado divorcio en 1991 fue también controvertido),​ como un atentado criminal.​ Del mismo modo, se consideraba que el poder judicial carecía de completa independencia con respecto al poder ejecutivo, destacando cinco de los nueve magistrados de la Corte Suprema de Justicia que fueron acusados de funcionar como una «mayoría automática» para el gobierno.

Probablemente el mayor legado político del gobierno de Carlos Menem fue la reforma constitucional argentina de 1994. Imposibilitado por la Constitución de 1853 para presentarse a la reelección luego de su primer período de seis años, Menem negoció con su predecesor y líder de la oposición, Alfonsín, el denominado Pacto de Olivos, que allanó el camino para el llamado a una Convención Constituyente a fin de reformar la carta magna.​ Esta reforma habilitó a Menem para presentarse a la reelección para un mandato más, siendo este acortado a cuatro años y aboliendo el sistema de Colegio Electoral para reemplazarlo por un sistema de elección directa con segunda vuelta o balotaje; mientras que la oposición obtuvo la autonomización de la Capital Federal y la creación del Senador Nacional por la minoría. Entre otros cambios, la reforma introdujo también los derechos de tercera y cuarta generación, normas para defensa de la democracia y la constitucionalidad, las características de los órganos de gobierno, y nuevos órganos de control.​ Tras vencer por abrumador margen en las elecciones de 1995, el segundo mandato de Menem se caracterizó por el inicio de una recesión económica, un aumento de la deuda externa y nuevos escándalos de corrupción, que finalmente lograron el debilitamiento político del menemismo y, por añadidura, del Partido Justicialista. Las escandalosas insinuaciones de Carlos Menem de presentarse a un tercer mandato, algo prohibido expresamente por la reforma constitucional, más la precaria situación económica del país, llevaron a la derrota electoral del PJ ante el candidato radical Fernando de la Rúa en 1999, y a que un sector opositor interno del justicialismo más ortodoxo, encabezado por sus ex vicepresidentes Eduardo Duhalde y Carlos Ruckauf, lograra tomar progresivamente el control del partido.

Después de la crisis de 2001, que llevó a la caída del gobierno de De la Rúa, Carlos Menem buscó nuevamente la presidencia en las elecciones de 2003, durante las cuales el Partido Justicialista se dividió y otros dos candidatos (Néstor Kirchner y Adolfo Rodríguez Saá) se presentaron bajo el sello del peronismo. Si bien Menem fue el candidato más votado con el 24,45 % de las preferencias, dos puntos por encima de Kirchner, fracasó en lograr la mayoría requerida para ser elegido en primera vuelta, organizándose una segunda vuelta o balotaje entre Menem y Kirchner. Con las encuestas vaticinándole una derrota electoral aplastante, Menem se retiró del balotaje cuatro días antes del mismo, facilitando la elección de Kirchner.​

Tras el fin de sus aspiraciones presidenciales, Carlos Menem se mantuvo activo en la política como opositor al kirchnerismo dentro del PJ, resultando electo Senador Nacional de la mayoría por La Rioja en las elecciones de 2005, siendo reelegido en 2011. En 2007 contendió por la gobernación riojana por última vez, apoyado por el partido Lealtad y Dignidad,​ y ubicándose en el tercer puesto detrás de otros dos candidatos justicialistas.​ En las elecciones de 2017, buscando su segunda reelección como Senador, fue superado en votos por la lista encabezada por el radical Julio Martínez, pero de todas formas logró acceder a la banca por la minoría.​ A finales de 2019, luego de un breve acercamiento con el gobierno de Mauricio Macri, anunció su adhesión al Frente de Todos, cuya fórmula presidencial era encabezada por Alberto Fernández, con Cristina Fernández de Kirchner como candidata a vicepresidenta. Tras la victoria electoral de la coalición, Menem se unió formalmente al bloque oficialista del Frente de Todos en el Senado.

 

Ubicación

Comentarios

Post Discusión

Relacionados

Anotate en nuestro mailing

Recibirás noticias y ofertas de Argentina